El Pilar de la Discordia.

Que difícil es contentar a todos, cuando se reforma en una casa de estructura de madera.

Es comprensible, el miedo de los actuales propietarios, cuando invadimos su espacio. Podemos entender el miedo a los nuevos propietarios cuando ven su vivienda recién comprada echa unos zorros. Para algo se contrata a los profesionales, la obra esta controlada por profesionales, decoradores, de la mano de arquitectos, que supervisan cualquier tipo de contratiempo, y evaluar cualquier pequeño movimiento de la estructura.

Ahora bien, ¿que es estructura y que es superfluo y añadido a la estructura? ¿quien informa, quien dictamina, quien es el profesional desde el ayuntamiento que permite las licencias, y sus diferencias entre lo permitido y lo intocable?

¿que es un elemento de sujeción y cual un elemento de apoyo a unas puertas?.

Hace 100 años, los premarcos de las puertas eran corridos de suelo a techo, anclados con un leve canjeado a la viga mayor. Después de otros 100 años, las puertas nos sobran, una nueva distribución, un nuevo refuerzo, nos hace requerir un nuevo apoyo. No por ello, serán considerados de ninguna manera, elementos estructurales.

Hasta la perfileria de pladur en chapa galvanizada, hace mas fuerza que los palitroques de premarco para una puerta de paso.

Una viga de 20 cm de sección, en muy buen estado de conservación, con un vuelo libre de siete metros, aquí esta el pilar de la discordia.

Grueso, robusto, hermoso…

Para tranquilidad de todas las partes, clientes, vecinos, ……….e instituciones.

Pero que impresionante, es reformar una casa de 100 años de antigüedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *