Presupuestar correctamente.

En duodak pensamos que la orientación de materiales a nuestros clientes es uno de los detalles importantes antes de acometer una obra en vuestra vivienda. Podemos considerar la cuantía que pensáis a la hora de ajustar vuestro presupuesto, pero a la hora de realizar un presupuesto no todo vale. Muchos clientes vienen con la idea clara de la cifra, ¿pero a costa de qué y en qué podemos ajustar la cifra? Sabemos el coste que significa la compra de una vivienda, atendiendo a las diferentes edades, y proyecto de vida de nuestros clientes en ese momento tan importante, y bonito para toda la familia.
Nos compramos una casa, y a la hora de reformarla, pedimos que nos hagan una gran obra, pero la pregunta al ver la cifra resultante, es que habrá diferentes calidades de materiales. 
No nos engañemos, existen diferentes materiales y diferentes precios,, si, de acuerdo, lo cual no signifique la diferencia de calidades. Una madera cuesta mas que otra de diferente espesor, y un parquet, o un laminado menos que la anterior. Pero la calidad se le presupone a los dos materiales, por igual. Es la cifra la que cambia y hasta donde equilibremos el presupuesto así como desde nuestra propuesta como profesionales a las necesidades y las prioridades de nuestros clientes.
Ahora bien, en la búsqueda de la calidad, como orientadores sabemos que no todo vale, para bajar el presupuesto, ya no me refiero a ti, como usuario o cliente, sino al profesional, que nos atiende.
Por utilizar un símil, automovilístico, todos sabemos que no son iguales las marcas, ni las piezas que llevan unas u otras, ni lo que se necesitaría para terminar un buen coche de una marca concreta, sin necesitar poner piezas de otras por abaratar el presupuesto. El coche no andaría siquiera.
Seria una pena ponerle alfombrillas de un coche americano, a un ferrari, o los faros del ferrari a un mustang americano.

Hay que tener en cuenta, que ciertas casas de Bilbao, con su historia, y con sus materiales, pierden su condición de valor, cuando acometemos una reforma que no funciona.
No es la calidad de los profesionales, es la orientación de los materiales que hay que poner, y los que nunca pondríamos a una casa por bajar el presupuesto.
No podemos permitir comprar una vivienda en las calles principales de bilbao, y donde la madera es lo que le da la terminación y el detalle y el valor hipotecario a la hora de volver a vender, con un laminado o un plástico, o suelos vinílicos, o ciertas alternativas que proponen algunas empresas, de venta rápida. 
Apreciamos la madera, en su calidez y en su calidad, y a la hora de ajustar tu presupuesto, buscaremos contigo maderas de diferentes precios, (que no calidades), y vestiremos tu vivienda con lo que le corresponde a el valor y la historia de tu vivienda, dando una terminación exquisita y duradera, y ajustada al valor de tus prioridades como consumidor. Consultanos sin ningún compromiso. Partir de un buen presupuesto es la base de una obra bien hecha.

Suelo de madera de roble natural 22mm de espesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *